Blog

Alliz, del Grupo Zanchetta, lanza el empaque para una línea de pollo fresco elaborado con la tecnología Phormanto™ de Dow

Una solución que mantiene el producto fresco para el consumo hasta por 15 días y diseñada para ser resistente y hermética y elimina fugas y olores, daños y pérdidas del producto, recientemente ganó el premio ABRE en la categoría “Estratégicas – Soluciones para minoristas y comercio electrónico”. El empaque termoformado también ayuda a reducir el CO₂ durante todo el proceso de producción.

 

São Paulo, Brasil – xx de septiembre de 2021 – El primer empaque termoformado al vacío y rico en polietileno desarrollado con tecnología Phormanto™, de Dow, por la línea de cortes de pollo frescos y refrigerados de Alliz, empresa procesadora avícola del Grupo Zanchetta, recibió un trofeo plata en el Premio ABRE de Empaque Brasileño en la categoría “Estratégicas – Soluciones para minoreo y comercio electrónico”. En su 21ª edición, el premio tiene como principal objetivo elegir empaques que se destaquen como íconos de excelencia en el mercado brasileño.

«Nuestra propuesta fue desarrollar un empaque optimizado y técnicamente reciclable, a prueba de fugas y olores, a partir de polietileno de alto rendimiento, que permita la porción del producto. El resultado genera menos desperdicio para el consumidor, pues, si se desecha adecuadamente, el material puede ingresar a la cadena de reciclaje existente después de un saneamiento y separación adecuados de los desechos orgánicos», explica Sabine Rossi, Gerente de Desarrollo de Nuevos Mercados en Dow.

El empaque también mantiene los alimentos frescos y listos para el consumo hasta 15 días y ofrece alta fiabilidad, higiene y seguridad en una estructura técnicamente reciclable. Como resultado, los productores obtienen beneficios en la oferta de artículos que se destacan en la góndola en empaques sostenibles que contribuyen a la reducción de daños, pérdidas y desperdicio de alimentos. Por su parte, el consumidor tiene una experiencia de “manos limpias”, ya que no hay fugas ni olor en el empaque, además de poder llevar el producto empacado a preparación en porciones adecuadas a sus necesidades.

Para Alliz, de Grupo Zanchetta, la propuesta disruptiva e innovadora de Phormanto™ permitió el desarrollo de una solución sin precedentes para el mercado de pollos. La empresa ha sido una referencia nacional en tecnología de procesamiento de aves de corral durante más de dos décadas. «Nuestra misión es ser una empresa innovadora, ofrecer soluciones sostenibles y buscar la excelencia para ofrecer productos de calidad con el fin de satisfacer los mercados, clientes y consumidores finales más exigentes. Esa alianza con Dow refleja y refuerza este compromiso y avanza en el diseño de envases y tecnologías de fabricación para agregar valor a toda la cadena», dice Carlos Augusto Zanchetta, Director de Operaciones de Alliz.

Además de combatir el desperdicio de alimentos, el nuevo empaque desarrollado con Phormanto TM contribuye a una reducción del 35% de las emisiones de CO 2 por la optimización del 50% de los materiales utilizados en su producción en comparación con los empaques de referencia del mercado. En comparación con las nuevas tecnologías ya implementadas en el mercado de las proteínas, la reducción del impacto es aún mayor. Otro diferencial del empaque está en la presentación en góndola y en su color diferenciado, lo que mejora la visualización en el PDV. Además, el diseño permite una comunicación clara y objetiva y destaca la información importante para el consumidor.

Para Zanchetta, con la tecnología Phormanto™, los minoristas se benefician al ofrecer carne de pollo más confiable, fresca y refrigerada, «porque se diseñó una transpirabilidad controlada para esta proteína y, como resultado, tenemos un aumento en shelf life de un 25% en comparación con el envasado en bandeja convencional. Como hemos visto, el consumidor gana una experiencia de compra de ‘manos limpias’ y reduce el desperdicio, ya que el pollo empacado con esta solución tiene una vida útil más larga o también se puede congelar y adaptarse a las necesidades de consumo”, enfatiza el ejecutivo de
Alliz.

Una encuesta de la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA) revela que el 98,5% de los hogares brasileños consumen algún tipo de proteína animal, con carne de pollo, con un 94%, solo superada por el huevo, con un 96% del consumo. «En este escenario, se evidencia la importancia de contar en el mercado del empaques con una solución innovadora que asegure una mayor calidad del producto y avance aún más en el tema de la sostenibilidad. Esto fue posible gracias a un esfuerzo colaborativo con toda la cadena, que reunió al fabricante de máquinas ULMA Packaging, de Plaszom Indústria de Plásticos, empresa de empaques del sector de flexibles, Alliz, del Grupo Zanchetta, y Dow.

Este caso refuerza que parte de nuestro compromiso de “cerrar el ciclo” de la economía circular y colaborar en el rediseño de aplicaciones para empaques reciclables, aportando claros beneficios sociales y medioambientales. concluye Sabine Rossi. Para más informaciones: https://phormanto.com/

Phormanto